Saltar al contenido
Aviones de Combate, de Guerra y Militares

Mikoyan-Gurevich MiG-25 Foxbat y MiG-31 Foxhound

Avión MiG-25 Foxbat

MiG-25 Foxbat y MiG-31

Fabricado en: Rusia

Longitud: 19,75 m

Envergadura: 14 m

Altura: 6,10 m

Peso vacío: 20.000 kg

Velocidad máx: 3.600 km/h

Alcance: 1.700 km

Techo de vuelo: 20.700 m

El MiG-25 fue diseñado para ser un interceptor supersónico de gran potencia y que durante 20 años fue el caza más rápido del mundo.

Su sustituto, el MIG-31, también fue un magnífico caza.

El MiG-25 fue proyectado para atacar a bombarderos a gran altura y superar el Mach 3 siendo extremadamente rápido a pesar de su gran tamaño.

Durante los primeros años de la década de los 70, el Mig Foxbat era considerado un caza altamente peligroso para los países miembros de la OTAN.

En plena Guerra Fría, la OTAN reconocía la increíble capacidad que tenía este avión soviético.

Historia del avión MiG-25 Foxbat

Fue diseñado y fabricado por la empresa Mikoyan-Gurevich, era considerado un supercaza, siendo el más rápido en aquellos años.

Para combatir esto se proyectó el F-15 Eagle, el antagonista del Foxbat.

El MiG-25 comenzó a desarrollarse a finales de los años 50 por parte de la fábrica Mikoyan-Gurevich, para ser probado en vuelo por primera vez en 1964.

La idea de fabricar este caza super veloz era para combatir la amenaza del Lockheed A-11 americano, que posteriormente fue cancelado y sustituido por el SR-71.

En marzo de 1965, cuando aún era el protitipo Ye-266, el avión consiguió batir los récords que anteriormente había alcanzado el SR-71 estadounidense. 

Años después, entre los años 65 y 67, los prototipos Ye-266 y Ye-266M, consiguieron superar 21 récords más.

El proceso de producción comenzó en 1969, pero fue introducido en 1970 con las primeras unidades.

En 1976, un piloto militar soviético desertor, voló con su MiG-25 hacia una isla japonesa llamada Hokkaido, zona hostil por parte de los rusos. 

La CIA y otros expertos analizaron a fondo el avión que tanto temían, para llevarse una sorpresa y reconocer que el caza no sólo no era para tanto, sino que encima era un tanto rudimentario.

Avión MiG-25 Foxbat - Aterrizado

El avión que era tan temido dejó de serlo ya que estaba fabricado en acero, un material que lo fabricantes occidentales habían dejado de utilizar ya unos años atrás.

Incorporaba dos enormes y potentes turboreactores, pero tenían el problema de tener un consumo de combustible muy agresivo por los que la autonomía era muy baja comparado con sus cazas contrinctantes.

También su electrónica estaba desfasada. El radar estaba todavía fabricado con válvulas termoiónicas, pero aunque aquel radar fuera arcaico, tenía una potencia tal que no era interferido por los cazas occidentales.

El diseño de la célula decían que estaba fabricado con materiales muy simples y antiguos comparándolo con las prestaciones de los modernos cazas americanos.

Sin embargo, no todo era malo, ya que la bodega de los motores estaba recubierto con unos 5 kilos de plata para aislar la célula térmicamente, gracias a 30 cm de ancho de este compuesto.

Mikoyan-Gurevich MiG-25 Foxbat velocidad máxima

Ciertamente, el "Foxbat" podía volar a Mach 3, pero sólo podía mantener esa velocidad unos pocos minutos.

Los problemas aerodinámicos durante el vuelo manteniendo una velocidad Mach 3 son notables. 

Para obtener un nivel aceptable de maniobrabilidad sin sacrificar velocidad y techo, el equipo de diseño eligió una nueva configuración con ala grande y delgada, de acentuada flecha positiva, complejos difusores de admisión de sección variable y doble deriva recta, posteriormente con una ligera inclinación hacia fuera. 

Prestaciones y armamento del MiG 25

Con el objetivo de aguantar las altas temperaturas provocadas por los 2 turboreactores y el rozamiento del aire a altas velocidades, el avión se construyó con un 80% de acero, un 11% de aluminio D19, un 8% de titanio y el 1% de otros materiales como la plata que vimos anteriormente.

Gracias a los tanques de combustible que formaba el 70% del volumen total del avión, el MiG 25 tenía una capacidad de 17.660 litros de combustible.

Se fijó un cuidado especial a la hora de fabricar un avión con una correcta refrigeración y aislamiento en los motores, la cabina y toda la aviónica.

Cabina del caza MiG-25

Para darnos cuenta del alcance del calentamiento de la cubierta, esta no podrías tocarla con las manos porque te las quemarías, sin embargo, el piloto va perfectamente fresco y cómodo en el interior.

La carga bélica del MiG-25P ("Foxbat-A) lo componían 2 misiles aire-aire de guía radar R-40R y dos de guía infrarroja R-40T (AA-6 "Acrid").

Posteriormente se incluyeron cuatro misiles más de corto alcance llamados R-60 (AA-8 "Aphid").

Modelos o variantes del MiG 25 Foxbat

Aunque este avión era un perfecto caza interceptador, también tenía unas prestaciones ideales para utilizarlo como avión de reconocimiento y, así se utilizó, incluso, 6 meses antes de que el caza fuera introducido oficialmente.

La versión definitiva de reconocimiento era la variante MiG-25R con un sistema de navegación inercial Doppler. También contaba con un total de cinco cámaras en la zona de la proa del avión, una era de mira vertical y las otras cuatro cámaras eran oblicuas.

Avión MiG-25 Foxbat - Despegando

Varios MiG-25R fueron utilizados contra Israel volados por pilotos soviéticos.

Este caza fue capaz de tener el récord durante 4 años de techo de altura en 24.000 metros y récord de velocidad superando el Mach 2.5.

A principio de la década de los 70 El MiG-25R fue sustituido por un nuevo avión más polivalente, el MiG-25RB (Foxbat-B). Este avión era capaz de atacar a blancos terrestres gracias a dos bombas de 500 kg que transportaba bajo el fuselaje y 4 más bajo las alas.

También se diseñó otra variante llamada MiG-25BM ("Foxbat-F") especializada en el ataque de las defensas antiaéreas enemigas y cargada con misiles antirradar.

A finales de los 70, en 1979, nació el MiG-25PD ("Foxbat-E"), con nuevos motores  de postcombustión R-15D-300, con un empuje de 11.200 kg. También incorporaba el nuevo radar Saphir-25, mucho más moderno y automatizado, complementado por el sistema de infrarrojos IRST (Infra-Red Search and Track).

Motores del avión caza ruso Foxbat
  • MiG-31 Foxhound

Finalmente, el Foxbat condujo al desarrollo del MiG-31 Foxhound, un interceptor considerablemente más efectivo, con mejores radares y mejores materiales

Los motores fueron cambiados por dos Soloviev D-30F, los materiales de la estructura fueron modificados, se amplió su tamaño para tener más capacidad de combustible y se incorporó un segundo tripulante detrás del piloto.

Los materiales con los que se hizo la estructura eran esta vez de un 50% de acero, 16% de titanio y 33% de aluminio.

El tren de aterrizaje también se vio reforzado por estos materiales.

Otros cambios importantes del avión eran un nuevo sistema de radar y control de tiro con sensor de infrarrojos IRST (Infra-Red Search and Track), asientos eyectables y nuevas armas.

El radar era todo un avance en aquellos año, pudiendo seguir al mismo tiempo hasta 10 blancos diferentes.

Utilizaba misiles de largo alcance R-33, siendo esta el arma principal del MiG-31.

La versión MiG-31M podía utilizar 2 misiles R-37, que son proyectiles de guía radar y cuatro misiles R-77 ("Amraamski").

Sin embargo, el verdadero heredero del Foxbat, el MiG-31 Foxhound, continúa en servicio en el país ruso, realizando sus misiones de patrulla e intercepción.

Vídeos del Foxbat

Otros aviones que podrían interesarte:

1