Saltar al contenido
Aviones de Combate, de Guerra y Militares

Aviones Militares de Carga

Los aviones militares de carga son naves de ala fija giratoria, prioritariamente utilizadas para llevar al componente militar a lugares que no conforman las rutas comerciales, establecidas por una nación y en situaciones de conflicto bélico o por razones de ayuda humanitaria.

La aviación militar de un determinado país, lo componen sus aeronaves y el recurso humano de su fuerza aérea. Aquí entran los aviones e incluso los helicópteros de transporte militar.

Los aviones de transporte militar pueden ser catalogados en dos grupo diferentes, tácticos y estratégicos.

Y a su vez pueden estar agrupados según su peso:

  • Aviones de transporte ligero con soporte de carga de 1 a 4 toneladas
  • Aviones de transporte medio su carga va de 5 a 14 toneladas
  • Aviones de transporte pesado hechos para llevar más de 15 toneladas

Estos transportes aéreos permiten en un conflicto multiplicar y aumentar el poder ofensivo, pues su carga puede llegar más lejos y resulta una enorme ventaja para el país que los utilice, pues los hace menos vulnerables y más efectivos.

Los mejores aviones militares de carga hoy en día

 

Uno de los más versátiles, construido hace 60 años, es el C- 130 Hércules que ejecuta misiones de transporte táctico.

También es usado como cisterna y está operativo en aproximadamente 64 naciones.

Además de aviones, tenemos que mencionar el helicóptero Boeing AH- 64 Apache, efectivo para el transporte de tropas e insumos y usado por unas 16 naciones.

Aviones de transporte militar de la I Guerra Mundial

En 1914, cuando estalla la I Guerra Mundial, los avances en la industria aeronáutica apenas estaba en pañales.  Pocos años antes, se había experimentado con los zepelines.

Se daban los primeros pasos para dominar los cielos, pero el estallido de la guerra, hizo que las fuerzas de los países implicados en el conflicto comenzaran una intensa carrera para desarrollar las mejores aeronaves, que en un principio eran fabricadas en madera, lona y alambre, con velocidad que apenas alcanzaba los 100 km/h. 

Concebidos para viajes cortos de pasajeros o vuelos de entretenimientos, estos primeros aviones, no poseían armas, ni siquiera frenos. Eran más bien aviones experimentales.

Estos primeros aviones, cumplían, en los primeros meses de la guerra, la función de reconocimiento, para rastrear el avance del enemigo y alertar a sus tropas las posiciones para el avance.

La I Guerra Mundial supuso una carrera sin cuartel para perfeccionar las armas bélicas.

Fue una especie de ensayo-error, en la que murieron millones de personas, pero significó un gran avance y las bases para lo que es la aviación hoy en día.

Los biplanos, rústicas aeronaves de madera y lona, se fueron modernizando con los avances de Francia y Alemania, incluyendo la incorporación de la ametralladora por parte de los franceses y que los alemanes duplicaron en sus aviones.

Debemos hacer mención especial aquí al uso de los alemanes de los globos teledirigidos que cargaban personal militar y armamento.

Se puede mencionar como una de las primeras iniciativas de transporte aéreo en la I Guerra Mundial.

La misión de aviones militares de carga en la I Guerra Mundial no es la misma que se maneja hoy día con los avances tecnológicos y la innovación de las aeronaves.

En ese entonces (1914-1918), se traducía en el transporte de tripulación y bombas.

Los batallones no eran transportados a tierra, por su limitada capacidad. Se trataba más bien, de personal militar, que se ocupaba de localizar al enemigo y lanzar las bombas en las áreas críticas como trincheras.

Aquí mencionaremos el bombardeo británico Handley Page tipo O (1916), uno de los 65 aviones más grandes de la época, con capacidad de hasta 5 tripulantes y 900 bombas.

Aviones militares de carga de la II Guerra Mundial

Como ya señalamos, los aviones de transporte militar son aparatos adaptados de modelos civiles y esta premisa no fue una excepción durante la II Guerra Mundial, donde diversas aeronaves fueron modificadas para cargar personal y suministro.

Durante este conflicto (1939-1945), los avances tecnológicos en materia aérea de las naciones involucradas constituyeron un salto enorme con respecto a los rudimentarios biplanos de la Gran Guerra.

La fuerza aérea llegó a su cúspide durante el desarrollo de la II Guerra Mundial, al triplicar el poderío no sólo de bombardeo, sino de carga de los aviones usados en este conflicto.

Durante esta guerra, el transporte militar era fundamental para todos los países involucrados, especialmente para trasladar tropas que reemplazarían a los batallones aniquilados en el frente, así como llevar suministros y municiones.

El pionero en esta modalidad fue el ejército rojo alemán, cuyo ejemplo fue retomado por Japón y los aliados.

Su innovador uso en la II Guerra Mundial fue el transporte y el uso de paracaidistas en determinadas áreas para suplir tropas y la extracción de sus heridos y fallecidos.

Algunos de los aviones que marcaron la pauta en materia de transporte militar aéreo en el desarrollo de esta guerra son:

  • Messerschmitt Me 323, Alemania 1942, es uno de los aviones militares de carga más grandes de la II Guerra Mundial.
  • Martin JRM Mars, EEUU 1942, una especie de hidroavión de carga. El más grande avión de transporte militar americano con la facilidad de acuatizar en lugares de difícil acceso.

Guerra vs avances tecnológicos

Cuando concluye este terrible enfrentamiento en 1945, cerca de 70 millones de personas fueron asesinadas durante esos años. Está catalogada como la guerra más mortífera de todos los tiempos.

De ella surge la Organización de Naciones Unidas (ONU), a fin de evitar conflictos similares, a través de tratados y diálogos y la colaboración de los países en situaciones bélicas.

A pesar de las catastróficas cifras de muertes y destrozos en muchos países, lamentablemente o afortunadamente, la industria de la aviación resultó beneficiada por la constante lucha por demostrar poderío bélico ante los enemigos, lo que resultó en inmensos avances en materia aeronáutica civil y militar.

Uso no bélico

Cuando en nuestros países ocurren catástrofes naturales, como terremotos, huracanes, maremotos, estos aviones militares de carga se abocan al rescate, al envío de insumos prioritarios como agua, comida o medicina.

Ese es el lado humanitario de este tipo de aeronave.

1